×
Alejandro Irigoyen Ponce
Alejandro Irigoyen Ponce
ver +

" Comentar Imprimir
07 Julio 2020 04:09:00
¿Qué otra cosa podía pasar?
Escuchar Nota
Saltillo atraviesa por una fase crítica de la pandemia. Hoy, el ritmo acelerado de los contagios amenaza con rebasar la capacidad del sistema de salud y enciende todos los focos de alarma entre las autoridades municipales que ya exploran nuevas y más severas medidas restrictivas. Hay que limitar la movilidad e inhibir toda aglomeración o de contrario la ciudad enfrentará un escenario para el que nadie está preparado.

La cuestión es ¿qué otra cosa podía pasar? Apostar por la conciencia ciudadana, por la vocación al cuidado personal y el de los que nos rodean, era una apuesta que estaba perdida. Eso no existe, “la gente” es indolente e irresponsable, sigue anclada en esas ansías por salir a divertirse, por la fiesta, por la convivencia con parientes y amigos, por los paseos en los parques. “La gente” no entiende que estamos inmersos en una pandemia y que por necesidad las reglas de convivencia social deben cambiar radicalmente.

No, el que los contagios se hayan disparado en los últimos días no es gratuito, y más cuando a las autoridades les tiembla la mano a la hora de imponer las medidas restrictivas ante la penosa realidad de que el grueso de la población confundió la reapertura económica con la reapertura social.

Se abrieron los negocios para que la gente tenga un sustento, no para que salga a pasear. Retomar la convivencia social, en los términos a los que estábamos acostumbrados, es hoy simple y llanamente un crimen, y eso es lo que la “gente” no entiende.

El doctor Luis Alfonso Carrillo, director de Salud Pública Municipal, dice que como sociedad “no podemos darnos el lujo de andar en antros, de hacer bodas, conciertos, regresar a ningún lugar con aglomeración, porque eso hace que se disparen los contagios y que se rebase la capacidad de atención a las personas, que es lo que estamos a punto de ver”.

Bueno, pues a lo que sigue. Ya está probado que apelar a la responsabilidad individual no funciona. Habría que preparar una estrategia para imponer las medidas restrictivas, aunque políticamente sea riesgoso, ya que de lo contrario Saltillo se convertirá, en breve, en el nuevo epicentro de la pandemia en Coahuila.

Imprimir
COMENTARIOS