×
Lulú De Koster.
Lulú De Koster.
ver +
Lulú De Koster es periodista, egresada de la Facultad de Ciencias de la Comunicación de la UAdeC (1995). Ha sido Premio Estatal de Periodismo, colaboradora en redacciones de periódicos locales, editorialista, productora y conductora en medios de comunicación electrónicos. Actualmente es integrante del Consejo de Participación Ciudadana del Sistema Estatal Anticorrupción (Coahuila) y los comentarios aquí vertidos son a nombre de la autora.

" Comentar Imprimir
01 Julio 2020 04:05:00
Que no vuelva a pasar
Escuchar Nota
La emergencia sanitaria declarada por la enfermedad del coronavirus es una oportunidad para que en Coahuila, incluyendo los 38 municipios, fortalezcan las buenas prácticas en la atención de emergencias y eventos fortuitos que, sin duda, trastocaron la economía y los planes de gasto público en las administraciones de cualquier nivel.

Las acciones impulsadas desde el Gobierno estatal y los ayuntamientos desde el primer trimestre del 2020 son ejemplo de buenas prácticas, que permiten generar mecanismos de organización y estrategia entre las autoridades, para tomar decisiones que abonen en la atención rápida para evitar que la situación se agudice en poco tiempo.

Quienes administran el erario no deberían esperar una recomendación, un acuerdo o llamado de sociedad civil para publicar en tiempo real la información sobre la enfermedad, compras y adquisiciones hechas durante la pandemia y posterior a esta urgencia que obligó a cambiar el rumbo y planes de desarrollo y crecimiento para este semestre en Coahuila y los estados de la República, donde los ejercicios de observancia y seguimiento a buenas prácticas son impulsadas por organizaciones de sociedad civil, academia y empresarios que focalizan esfuerzos en insistir en la rendición de cuentas.

Coahuila tiene avances importantes. Habría que decirlo. Y si bien faltan rubros por robustecer, es necesario insistir en que espacios y herramientas como el micrositio Covid-19 Coahuila, alojado en el sitio de la Secretaría de Salud de Coahuila, en http://www.saludcoahuila.gob.mx/Covid19/ contiene datos importantes que advierten de la intención de evitar que la opacidad y la discrecionalidad sean el ingrediente principal en la atención de la pandemia.

En este tema, el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) desarrolló un estudio que anticipa ventajas y obligaciones de los estados para construir soluciones a la atención de la emergencia Covid-19, a la medida de las necesidades y características de cada Gobierno.

En el Índice de Competitividad Estatal https://imco.org.mx/indice-de-competitividad-estatal-2020/, Coahuila obtuvo una mejor posición, en cuanto a la atención, información y despliegue de tecnologías, organización y equipos de trabajo para dar seguimiento a la emergencia de salud, que entidades como Durango, Puebla, Estado de México, Tamaulipas, Veracruz y Zacatecas, que en la misma medición quedaron abajo del ranking presentado por este centro de investigación nacional.

Sin embargo, Ciudad de México, Colima o Querétaro obtuvieron una buena calificación del IMCO por atender rubros que en Coahuila quizá no se consideraron a la hora de la estrategia de atención y seguimiento al tema Covid-19 en el estado.

No obstante, el número de contagios y personas fallecidas por coronavirus sigue en aumento en Coahuila, principalmente en regiones como Laguna y Norte. Las acciones aún son insuficientes, pero hay efectividad en la apertura de datos, en saber a quién le compra el Estado o qué es lo que está adjudicando de forma directa, son datos que anteriormente no se tenían a la vista de las y los coahuilenses. El objetivo es que los municipios igualmente se sumen a esta práctica.
Imprimir
COMENTARIOS