×
hace 4 semanas
[Arte]

Llega ¿Qué le pasó a las abejas? para crear conciencia colmena

Denuncia documental daño medioambiental

Imprimir
Llega ¿Qué le pasó a las abejas? para crear conciencia colmena
Foto: Zócalo | Archivo
Escuchar Nota


Saltillo, Coah.- Como si se tratara de una historia apocalíptica, millones de abejas murieron en el territorio de Hopelchén, Campeche, en 2012 debido a la injerencia de la empresa de manipulación genética Monsanto. ¿La causa? Los pesticidas y herbicidas que utilizaron para la siembra de soya transgénica en las tierras campechanas.

En medio del colapso de los insectos, dos héroes levantaron la voz ante el daño que sufrió el medioambiente: los apicultores mayas Gustavo Huchin y Laydi Pech, quienes protagonizan ¿Qué le Pasó a las Abejas?

El documental que registra de manera las formas de trabajo tradicionales y su renovación, los métodos de apicultura industriales y comunitarios. Pero también los esfuerzos de batalla que libraron las comunidades indígenas contra la empresa, y el cual terminó en la Suprema Corte de Justicia con un fallo positivo para los productores de miel, aunque la siembra de soya continúa de manera ilegal.

El filme, que se proyectó de manera reciente en el festival de documentales Ambulante en tu Casa, cuenta con el trabajo del fotógrafo y periodista Robin Canul Suárez, y la productora y directora Adriana Otero. Esta última conversó con Zócalo sobre un trabajo que define como “un apoyo a la lucha de las comunidades. Robin del lado periodístico y yo en el plano cinematográfico”.



Esta película le llevó cuatro años de trabajo a Otero, tiempo suficiente para percibir los cambios que provocó en ella esta cercanía con “una historia muy interesante, algo que nunca había visto: el enfrentamiento de las comunidades mayas contra una empresa de este tamaño”.

Causa de emociones contradictorias y sentimientos fuertes, en ocasiones “alegría porque conocí la organización de las comunidades y vi cómo fueron solidarios para lograr grandes cosas, como parar la siembra de la soya. Pero también frustración porque sigue habiendo actos como no acatar las sentencias y ver el desgaste que tienen los protagonistas al ver que no se ha logrado erradicar el problema o que las autoridades se hagan responsables”.




Tiempo de acciones

El objetivo principal del documental, que tuvo su estreno en el festival DocsMX, es el de la denuncia y visibilización de las problemáticas sociales que acontecen en el vasto territorio nacional. Para Otero ese desconocimiento es el que provoca que muchas veces no se apoyen estos movimientos y que sean estas comunidades las que pierdan ante un sistema capitalista que poco deja en las manos de los trabajadores.

“Antes la gente no estaba presente y presionando porque se desconoce lo que sucede en comunidades indígenas de México. Pero así como los mayas están luchando contra la agroindustria y los cultivos transgénicos, hay muchas otras comunidades que están luchando con proyectos eólicos o mineras, incluso con el proyecto del Tren Maya, que es una de las cuestiones prioritarias del Gobierno y que no es tan prioritaria. Creo que sería mejor ver la siembra de transgénicos y el uso de químicos que ya tienen un impacto negativo en el medioambiente y que es urgente atender”, explicó la productora.


Para Otero, cuya obra prima es este documental, México goza actualmente de una panorama relevante en cuanto al cine documental. El género ha visto acrecentado su público gracias al trabajo de festivales como Ambulante y DocsMX.

Pero también apunta que aunque “el objetivo principal del documental es generar conciencia, en el caso de esta película alrededor de las abejas”, ya se está en el tiempo ideal para “motivar acciones, cambiar hábitos y buscar alternativas. El documental sí ha generado un impacto en el espectador porque la gente se queda con la idea de cómo ayudar”, finalizó la directora, quien creó, también, una campaña de apoyo que puede encontrarse en la página Abejascine.com.



Imprimir
te puede interesar
{/exp:ce_cache:it}