×
hace 1 mes
[Especial]

La trágica historia de Blanche Monnier, la joven encerrada 25 años en una habitación oscura

En 1901, Francia fue testigo de una triste historia que involucró a una joven llamada Blanche Monnier y a sus padres

Imprimir
La trágica historia de Blanche Monnier, la joven encerrada 25 años en una habitación oscura
Foto: Especial | Ilustrativa
Escuchar Nota


Ciudad de México.- Blanche Monnier, una joven francesa conocida como “La secuestrada de Portiers“, protagonizó una trágica historia a inicios del siglo pasado luego de que sus padres la mantuvieran encerrada durante 25 años en una habitación de su casa. A continuación te contamos su historia.

Las familias deberían ser el núcleo desde el que una persona va conociendo el mundo, sin embargo, no todas ellas suelen tener principios como la solidaridad o la confianza en sus raíces.

En 1901, Francia fue testigo de una triste historia que involucró a una joven llamada Blanche Monnier y a sus padres, quienes la secuestraron y maltrataron por 25 años teniéndola en una habitación oscura dentro de su propio hogar.

Cuando la joven desapareció de la vida pública de la familia, sus padres dijeron que había viajado a Reino Unido para inscribirse en un internado. Tiempo después la historia cambió y se dijo que Blanche residía en Escocia donde se había mudado para vivir sola.

La última vez que la joven fue vista fue en año de 1876 dentro de zona de Poitiers, pero un extraño reporte anónimo, dado a la policía 25 años después de la extraña desaparición de Blanche, llamó la atención de las autoridades y de la “alta sociedad” francesa de nueva cuenta.

dfdf

El rumor decía que la presencia de una mujer encerrada en la residencia Monnier, así como un pestilente olor surgido de ella, provocaba sospechas entre los vecinos que ya no soportaban estar cerca de la familia, por lo que dos oficiales fueron enviados al número 21 de la calle Visitation para esclarecer los rumores y dudas.

“Una mujer encerrada en la casa de la señora Monnier, medio muerta de hambre y en un lecho putrefacto… sumida en su propia inmundicia” fue hallada dentro de la casa por los miembros de la policía de Porties. Tenía aproximadamente 52 años de edad y estaba desnuda, demacrada y cubierta con una manta roñosa; era Blanche Monnier.

“La mujer parecía sufrir una malnutrición extrema. Estaba tumbada, completamente desnuda, en un colchón podrido. La rodeaba una costra de excrementos y restos de comida… Vimos también que había bichos recorriendo la cama de la señorita Monnier. El aire de la habitación era tan irrespirable que nos resultó imposible seguir investigando”

… reportaron las autoridades que al romper las persianas bloqueadas con cadenas y tablas hicieron posible que Blanche viera la luz del Sol tras casi tres décadas sumida en la oscuridad.

La señorita Monnier fue trasladada al hospital con urgencia. Su bajo peso, así como su avanzada edad le impedían mantenerse en pie, pero el contacto con el mundo exterior la llevó a decirle a los policías que el aire fresco le resultaba maravilloso.

A 40 días de que Blanche fuera liberada, el periódico L’Illustration compartió una serie de fotografías suyas que la hicieron popular en todo el país. Sus ojos casi desorbitados, su esquelética figura y el cabello oscuro que enmarcaba su rostro cadavérico era una imagen difícil de digerir que sorprendió a quienes se cruzaban con su historia.


dfdfdf

Los padres de la joven, mentes maestras de este terrible secuestro, murieron sin poder ser condenados, pues su padre había fallecido en 1889 y su madre perdió la vida en prisión antes de ser juzgada.

El hermano Blanche, llamado Marcel Monnier, fue sometido a juicio y cuestionado por el comportamiento de la familia contra su hermana. Su abogado trató de defenderlo al decir que la joven no se encontraba secuestrada y que Marcel no tenía nada que ver con el delito. También ha rumorado que el joven padecía retraso mental.

” “El hecho de cerrar una puerta detrás de alguien que no tiene intención de salir (…) no es un acto constitutivo”,,, mencionaría en defensa de su cliente.

El por qué del encierro de la joven Monnier en su hogar permanecerá como un profundo misterio para la eternidad. Quienes se han dado a la tarea de investigar el caso señalan que la joven era pretendida por un abogado protestante hijo de un republicano, lo que supondría una grave falta a la familia católica y monárquica.

Otros expertos que han revisitado la historia, afirman que Blanche padecía neurosis y tenía tendencias hacia la esquizofrenia, lo cual llevó a su familia a encerrarla en una habitación para “ocultar la vergüenza que este padecimiento supondría para los suyos”.

Los efectos del encierro en Monnier se manifestaron en una conducta coprofílica y exhibisionista que mantuvo hasta el final de sus días.

Para sorpresa de los médicos, Blanche vivió 12 años más después de su rescate y fue trasladada a un centro psiquiatrico de Blois, donde finalmente murió a los 64 años cargando la secuela de una trágica vida entre cuatro paredes.

La historia de Blanche inspiró a André Gide para escribir una novela que tuvo un impresionante eco en artistas como Luis Buñel, quienes celebraron la narración y remarcaron los contrastes que enfrentó la familia Monnier entre una reputación intachable dentro de una sociedad que defendía a la monarquía y el trato inhumano con un miembro de su propia sangre.


Con información de Noticieros Televisa.




Imprimir
te puede interesar
{/exp:ce_cache:it}