×
hace 1 mes
[Saltillo]

Cubren platillos la batalla diaria en el ejido La Angostura

La batalla que se vive en La Angostura es la de cubrir con pocos ingresos las necesidades básicas

Imprimir
Cubren platillos la batalla diaria en el ejido La Angostura
Fotos: Zócalo | Gerardo Ávila
Escuchar Nota


Altagracia Valero | Saltillo, Coah.- Vive en esta misma casa del ejido La Angostura los mismos 44 años que tiene de vida, antes cuidaba a viejitos ajenos, pero desde que atropellaron a su papá se dedica a cuidarlo a él. El accidente sucedió hace 12 años, cuando en Saltillo de camino al trabajo don Manuel esperaba el camión en la calle de Los Valdés, cuando una mujer echó el carro de reversa, pasándole por encima, destrozándole la pierna izquierda. Desde entonces no pasa un día sin tener que lavar la herida que no ha podido sanar.

Don Manuel ahora puede caminar, pero pasó años en silla de ruedas, después utilizó muletas. No se explican por qué las heridas no cierran, él no padece diabetes; los doctores les han dicho que necesitan otra cirugía, y así lo tenían contemplado para el 30 de abril, comenzar con su revisión y programar esa operación que le ayudaría a recuperar su pierna, sin embargo, la contingencia cambió los planes.

El señor trabajaba como forestal en la Semarnat, plantaba pinos a donde lo mandaran y aunque era trabajo formal fue imposible arreglarle la jubilación, pues con el accidente y la muerte del ingeniero con el que él trabajaba se perdió esa posibilidad, así que vive de la pensión de 68 y Más, es decir, 2 mil 500 al mes. La señora que lo atropelló se comprometió a darle pensión, sin embargo, no saben nada de ella.

En este ejido las historias se entretejen a razón de la contingencia, de ellos es la necesidad de que las citas en la Clínica 73 en Saltillo se normalicen para atender su padecimiento, pero más familias ocupan se regularicen las horas de trabajo para tener mejores ingresos económicos.

Tele Saltillo llevó los platillos de alimento compuestos por pollo, frijoles y arroz al ejido La Angostura, donde la batalla que se vive ahí es la de cubrir las necesidades básicas y un poco más.


Imprimir
te puede interesar
{/exp:ce_cache:it}